www.virgendegarabandal.com

EL OJO DE DIOS

Dijo Conchita:

Al lado del Ángel de la derecha, a la altura de la Virgen, veíamos
 un ojo de una estatura grande; parecía el «Ojo de Dios».

Esta Visión es de una importancia impresionante:

La aparición, en plano superior y diferente, de la representación de la
Santísima Trinidad, enmarcada en un triángulo de luz y a su vez en un
marco de cuadro rojizo, con un Ojo, significa que «Él que todo lo ve» y
es «Todopoderoso», el Dios UNO y TRINO, se manifiesta como Autor de
lo que va a suceder. Es como el «SELLO DIVINO», garantía de la
«AUTENTICIDAD» de lo que va a suceder.

Dios, Creador de todo lo que existe, Señor de la Historia de la humanidad,
va a restaurar todas las cosas a su máxima perfección y felicidad; también
la naturaleza humana, tan degradada por el pecado.

La Humanidad, que ha sufrido y está sufriendo tanto por el pecado, el
 alejamiento y el rechazo de Dios, será juzgada y restaurada tal como está
descrito en el Apocalipsis. Estas Apariciones tienen este signo transcendente
que Dios ha querido manifestar; todo bajo la mirada del «ALTÍSIMO».

Llegará un día en que todo será como lo pedimos en el «PADRE NUESTRO»:

«Hágase tu Voluntad en la Tierra como en el Cielo».

A. M. D. G.

(A Mayor Gloria de Dios)

Rafael Jardón Méndez

www.virgendegarabandal.com/RJM/


La Virgen bendecida se les aparece a los niños:

La noticia se difundió rápidamente. El 2 de Julio de 1961, muchos sacerdotes estaban entre los visitantes numerosos que se unieron a los aldeanos para presenciar el gran acontecimiento.

Cerca de las 6:00 P.M., las muchachas estaban en la calleja (un carril de piedras que conduce a una colina de la aldea) donde habían estado viendo al ángel, cuando la Virgen bendita apareció con el Niño Jesús y dos ángeles, uno a cada lado.

A uno de los ángeles reconocieron como el que había estado apareciendo, y luego fue identificado como San Miguel Arcángel, y el otro parecía idéntico. Había más arriba y a la derecha un ojo grande que las muchachas llamaron el ojo de Dios.

 

Sin miedo alguno las muchachas le contaron a Nuestra Señora de su visión. Hablaron sobre sus familias, los sacerdotes que estaban allí y el trabajo que hacían en casa o en los campos – y Nuestra Señora
sonrió.

Conchita dijo que se parecía a su madre que había estado ausente en un viaje y acababa de volver. A su pedido, dijeron el rosario en su presencia y ella les ayudó a decirlo correctamente. Durante el año y medio que siguió ella apareció a las cuatro niñas centenares de veces.

 

 

www.virgendegarabandal.com

A.M.G.D.  y la  B.V.M.

(A Mayor Gloria de Dios y la Bienaventurada Virgen María)